Por una Patria Justa, Libre y Soberana

Una Patria Justa, Libre y Soberana - 17 de octubre de 1945 - 17 de octubre de 2015 - Día de la Lealtad - Setenta años

martes, 17 de mayo de 2011

A dos meses de comienzo del ataque sobre Libia

mapa político (Clic para ampliar)
El 22 de marzo de 2011, publiqué en bastadeodio:

"Como en todas las guerras encabezadas por los EEUU y sus secuaces en el mundo, éstas parecen no producir muertos entre la población civil. Sabemos positivamente que no es así. La manipulación de la información es tal que ignoramos cuántos son los muertos producidos por los centenares de misiles tomahawks que yanquis y británicos disparan desde la protección de la distancia día y noche sobre las posiciones libias, pero seguramente se cuentan ya en centenares o miles.
(el post completo aquí y una continuación aquí , y el 31 de marzo cuando el comando pasa a la OTAN, aquí)

Indigna constatar como este tema a prácticamente desaparecido de los medios de comunicación de la Argentina.
Ya han pasado casi dos meses desde el inicio de la agresión armada de los EEUU y sus aliados europeos amparada en la resolución 1973 de las Naciones Unidas que solo autorizaba a establecer una zona de exclusión aérea sobre los territorios dominados por los rebeldes (centralmente las ciudades de Benghazi y Mizrata).
En este tiempo los rebeldes no han progresado en su dominio territorial a pesar de la ingente ayuda en armamento y demás pertrechos y en la fuerte sospecha de la colaboración de agentes entrenados extranjeros en el comando y control de las fuerzas rebeldes.
Las operaciones se han extendido a casi todo el territorio libio y han consistido, entre otros objetivos, en bombardeos casi diarios de la capital Trípoli y de la ciudad de Sirte de la que es oriundo Gadafi. En total se han realizado cerca de 2300 bombardeos. Según la Cruz Roja Internacional y muchos observadores la situación en Libia ya no es de "rebelión", como en sus comienzos, sino de una auténtica Guerra Civil.


Aunque la OTAN oficialmente lo niega y, por el contrario, los líderes rebeldes lo reconocen, muchos de los ataques están dirigidos a la eliminación física del líder libio. En uno de esos ataques recientes murió un hijo y tres pequeños nietos del presidente. Gadafi ha insistido en su intención de detener el derramamiento de sangre e iniciar negociaciones. La respuesta de la OTAN han sido más bombardeos.

El comandante británico Mike Bracken recordó que actualmente más de 7000 militares participan en los ataques contra Libia, que cuentan además con más de 200 aviones y 20 barcos para contribuir a aplicar la zona de exclusión aérea, el embargo de armas al Gobierno y las acciones necesarias para “proteger” a la población civil.
Desde el pasado 31 de marzo, cuando el bloque atlántico asumió el mando de la operación en Libia, sus aviones han realizado 5822 vuelos sobre territorio libio, incluidos 2326 de "combate", según cifras divulgadas por el organismo.

A esta altura surgen algunas preguntas más que obvias: ¿Cómo es posible que a pesar de toda la artillería y el poder descargado para desplazar a Gadafi este objetivo no se haya logrado? ¿No supone este fracaso una prueba del apoyo de la población civil y de las fuerzas armadas libias a Gadafi?. ¿Qué justifica la negativa a negociar por parte de la alianza agresora?.

El accionar aliado se ha excedido largamente en los objetivos militares autorizados por la ONU, y el resultado hasta ahora es un completo fracaso militar y moral. Urge que la ONU revea esa autorización dada a la OTAN a intervenir en Libia, proponga un alto del fuego y concentre sus esfuerzos en que se establezca una mesa de negociaciones donde todos los libios estén representados y todos los temas sean tratados con el único objetivo de hallar una salida pacífica al conflicto.

Muy lejos de esto, la OTAN aseguró el viernes 13 de mayo que no cesarán los bombardeos contra Libia pese a que éstos han causado centenares de muertos civiles y un número también indeterminado de heridos. El anuncio se hace a sólo horas de que el bloque atacara la ciudad de Brega (oeste) y causara la muerte de 11 imanes (Religiosos del Islam) y 50 heridos.
Intentaron justificarse diciendo que se pensaba que el sitio atacado, un templo de oración en Brega, era un “centro de mando y control para coordinar los 'ataques' contra la población civil”. El bloqueo en los medios de comunicación globales de toda información sobre muertes civiles causadas por los ataques de la OTAN es total. La información incompleta y fragmentaria llega a través de corresponsales de medios independientes y de fuentes insólitas como el Vaticano preocupado por la grave situación humanitaria. A esto lo llaman cínicamente "libertad de expresión".

Ante los miembros del Consejo de Seguridad, la responsable de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, Valerie Amos, describió la deteriorada situación que atraviesa Libia y exhortó a los Estados a encontrar una rápida salida al conflicto.

"Cuanto más se alargue la actual situación, peor será la situación humanitaria en el país. Los próximos dos o tres meses son cruciales", advirtió la funcionaria.
"Los civiles siguen sufriendo el fuego de la guerra y eso debe acabar", pues dificulta la vida de los ciudadanos y conlleva a que las reservas de "comida, agua y otras necesidades básicas como medicinas" estén llegando a su fin."

Este jueves el presidente del Consejo Rebelde, Mustafá Abdeljalil, declaró a la prensa desde Londres: "Gaddafi es el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, es el que está alentando a todo el mundo a luchar. Por eso pensamos que está justificado que sea un objetivo legítimo".
Los "luchadores por la libertad" están, por otra parte, muy interesados en echar mano a los fondos libios congelados en los EEUU, como garantía de un "préstamo" inicial y urgente de 180 millones de u$s para financiar una guerra que consideran se prolongará por lo menos por seis meses más.

A confesión de parte relevo de prueba. El objetivo es asesinar a Muammar al Gadafi.

bastadeodio                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada