Por una Patria Justa, Libre y Soberana

Una Patria Justa, Libre y Soberana - 17 de octubre de 1945 - 17 de octubre de 2015 - Día de la Lealtad - Setenta años

martes, 9 de octubre de 2012

Mauricio Macri y el aborto no punible

¿Mauricio Macri es, como pretende, Cabeza de León o, por el contrario, Cola de Ratón?  

Hay actitudes que pintan de cuerpo entero a una persona, muchas pueden parecer insignificantes, incluso pasan desapercibidas, pero eso es engañoso.
Mauricio Macri, quien pretende convertirse -emulando a Capriles- en la cabeza que aglutine a toda la oposición al gobierno nacional, nos acaba de brindar una muestra de uno de esos casos.

Mauricio Macri no se limitó a vetar la ley sancionada por la Legislatura porteña que implementaba un nuevo protocolo para los casos de aborto no punible, más ajustado a la acordada de la Corte Suprema, sino que al hacerlo dejó en vigencia el protocolo sumamente restrictivo dictado anteriormente por el ex ministro Jorge Lemus y que fuera muy criticado. Este protocolo es una forma encubierta de establecer restricciones a los derechos de la mujer violentando la interpretación que el máximo órgano judicial de la Nación hace de los casos de aborto no punible (acordada CSJN de marzo 13 de 2012).

Hizo, además, algo peor, más artero, se encargó de difundir con casi una semana de antelación que hoy, martes 9 de octubre, se realizaría en el Hospital Ramos Mejía, la primera interrupción de embarazo solicitada por una mujer mayor que fuera víctima de trata de personas y de una violación, a raíz de la cual resultó su embarazo no deseado. ¿Raro no?, ¿Cuál podría ser el motivo para semejante actitud?.
Según Macri, versión que consigna el diario La Nación, lo que trató de hacer es aclararle a la población de la ciudad que el caso se encuadraba exactamente en las previsiones de la ley y el fallo de la Corte. Qué bien!, podría haber esperado a que la intervención se realizase y en todo caso tenía el derecho de aclararlo si alguien se lo preguntase o cuestionara, cosa que, por lo menos públicamente, no sucedió. Autorizar la intervención no está entre sus competencias u obligaciones como Jefe de Gobierno.

Uno no es ingenuo y cabe pensar que Macri deliberadamente contribuyó a montar con el tiempo necesario y en público, un escenario en el cual hicieran su presencia los autodenominados cruzados por la vida de los no nacidos. Y así sucedió. Veto y anuncio extemporáneo están estrechamente vinculados.

La organización ultra católica PRO FAMILIA, interpuso un recurso de amparo ante la juez Myriam Rustán de Estrada del juzgado Civil Nª 106, quien hizo lugar al pedido.
Cabe señalar que el juez Guillermo Scheibler del fuero Contencioso Administrativo de la Ciudad había rechazado, el viernes pasado, un planteo similar de los mismos letrados de la misma organización.
La cautelar otorgada por la juez Rustán, quien es miembro del Opus Dei, significa un alzamiento contra la Corte, se excede en sus atribuciones ya que invade un fuero -el Penal- del cual no forma parte y es muy posible que, en consecuencia, haya incurrido en el delito de prevaricato. Sin embargo todas estas consideraciones si bien son importantes para el futuro no impedirán que esta víctima en particular sufra un nuevo atropello a sus derechos, el embarazo continúa y lo que esta mujer no tiene es precisamente tiempo.

El accionar de Macri al hacer el anuncio anticipado -en una semana- de la realización de la práctica médica, tan dolorosa para la mujer, que -según la ley- pertenece al ámbito privado y que debe ser resuelta exclusivamente entre la mujer y su médico, puede no violar ley alguna, pero revela de forma inequívoca la falta de ética de este personaje y lo indecoroso y cobarde de su conducta.

Macri es tan culpable de lo que le pueda suceder a esta mujer doblemente victimizada, por el violador y por el Estado, como los fanáticos que pretenden imponer a la sociedad sus concepciones incluso por encima de la misma ley, con la colaboración de una parte de la institución judicial siempre dispuesta a burlarla.

Es indignante e inaceptable que una minoría fanática y que no atiende a razones, logre en nombre de supuestos valores que no son compartidos por la mayoría de la población, imponerle a ésta sus prejuicios y transformar en inaplicables -por la vía del hecho consumado- las decisiones soberanas y democráticas de la ciudadanía. El abogado representante de la organización PRO FAMILIA, Pedro Andereggen afirmó sin inmutarse que el fallo de la Corte Suprema es nulo. Esta es una aberración jurídica que pretende colocar al fanatismo por encima del Estado, sus instituciones y el derecho internacional. Parte de la responsabilidad de que fuese posible este atropello recae sobre el ejecutivo de la ciudad porque el veto del que hizo uso (y abuso) deja desprotegidos a los ciudadanos y ciudadanas de la ciudad.

Con esta actitud Macri, quien pretende erigirse en la cabeza del león opositor, se convierte, por su cobardía, en la cola de ratón que muchos estamos convencidos que es. Y si tiene que recurrir a semejantes subterfugios para pretender quedar bien con los unos y los otros, ¿Cómo se le pueden confiar los destinos del país?. Si tenemos memoria, no mucha, la respuesta es no, para hacer ese trabajo se requieren, entre otras cualidades, decisión y valentía y, sobre todo, sinceridad y honestidad. Cualidades que el jefe de gobierno no parece poseer.


bastadeodio                                                                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada