Por una Patria Justa, Libre y Soberana

Una Patria Justa, Libre y Soberana - 17 de octubre de 1945 - 17 de octubre de 2015 - Día de la Lealtad - Setenta años

sábado, 12 de mayo de 2012

Los Indignados y el mito

¿Crisis del sistema o Sistema en crisis?
Más de 80 ciudades españolas y 50 países se suman a una convocatoria que -se espera- dará inicio a varias jornadas de debates y charlas para refrendar propuestas. Las protestas conmemorativas del primer año de la indignación se celebrarán bajo estricta vigilancia policial, con tiempos fijados por la autoridad y con la prohibición de montar acampadas como las del año pasado.
El movimiento, que ha seguido durante este tiempo su labor en los barrios y en las redes sociales, busca pulsar su fuerza ahora que los recortes presupuestarios y sociales del Gobierno de Mariano Rajoy y la crisis bancaria -el sector más criticado por los indignados- se encuentran en primera línea de las preocupaciones ciudadanas.

"Para robar un banco necesitas una pistola, para robarnos a todos necesitas un banco" 

Política Hood Robin: quitarle a los pobres para dar a los ricos
La celebración del primer aniversario del movimiento tendrá su comienzo el sábado 12 de mayo, cuando cuatro marchas desde los barrios madrileños converjan en su plaza símbolo: la Puerta del Sol. Las manifestaciones están autorizadas por la Delegación del Gobierno con un punto de fricción: las dos horas de más que el movimiento pretende quedarse en la plaza más allá de lo permitido, de diez a doce de la noche.

La delegada gubernamental, Cristina Cifuentes, dijo el miércoles pasado que sería "flexible" al tiempo que marcó la línea roja: que no vuelva a montarse una acampada. Los tres principales sindicatos policiales, que hablan de hasta 3.000 policías antidisturbios movilizados, se enfrentan con preocupación a la noche del sábado y piden que no haya injerencias políticas en el dispositivo.

Portavoces del movimiento sostienen que ellos no han pedido ninguna autorización y que piensan seguir adelante con sus planes, que pasan por terminar la jornada de movilizaciones con un grito mudo en Sol a las doce de la noche, en recurso de aquel grito mudo con el que despidieron la jornada de reflexión de las elecciones municipales y autonómicas. No está claro si el plan es acampar, porque han llamado a celebrar una "asamblea permanente" en Sol del sábado 12 al martes 15.

Vista de Puerta del Sol el año pasado
Mitos y Realidades
La Puerta del Sol ha adquirido un peso incontestable como símbolo. No se conoce aún cuál será el alcance del movimiento de los indignados, pero sí parece indiscutible que, cuando el 15 de octubre del año pasado ciudades de 82 países se manifestaron según el ejemplo madrileño, Sol pasó a ser un producto de exportación español.

Un capital simbólico valiosísimo. Tanto que los indignados -decididos a recuperar el lugar de su origen- y las autoridades -insistentes en que no permitirán una ocupación del espacio público más allá de la autorizada por Delegación de Gobierno (una manifestación de cinco horas el día 12, y tres de 10, los días 13, 14 y 15)- están dispuestos a disputarse, a brazo partido, el control de la plaza. Eso de "ocupación del espacio" y las excusas que desde el gobierno se esgrimen para limitarla, incluso los aliados sociales que encuentran, me recuerdan inevitablemente a las posturas del alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

Nosotros creamos un mito, un lugar en el que se concretaba una idea de pertenencia política distinta a los movimientos existentes, y el Gobierno ha querido responder con otro mito, el del macrocentro económico y turístico de Madrid. Esto nos sitúa en una lucha simbólica”, opinaba una de las movilizadas.

Cataluña: A ritmo de Batucada
Es cierto se trata, por ahora, de un mito. El movimiento ha tenido francamente poco impacto sobre la realidad política española al punto que aquellas políticas que denunciaba han ganado en las últimas elecciones el gobierno y con ello le están imponiendo al conjunto de la sociedad española uno de los ajustes más salvajes de su historia reciente. El contexto político, económico y social en que se celebra el aniversario es comparativamente mucho peor que el existente hace un año y las advertencias de los indignados no parecen haber sido atendidas por la mayoría del pueblo español.

Cataluña: "Exigimos trabajo y prestaciones dignas"
Para influir en el curso de los acontecimientos no alcanza con haber construido un mito. El mito es un elemento presente en los relatos políticos pero no lo constituyen. Su existencia puede ser un elemento necesario o por lo menos algo a favor a condición de que esta coincidencia de sensibilidades madure y se constituya en una real propuesta alternativa. Despreciar e ignorar a las estructuras políticas tradicionales -en una suerte del ¡qué se vayan todos!- no puede constituirse en la única vía del cambio. Superar las limitaciones del mundo digital y discursivo en el que básicamente se desenvuelven y avanzar hacia las problemáticas de la realidad cotidiana es el gran desafío que les permitirá a "los indignados" transformar el mito -limitado al plano simbólico- en una fuerza social real de cambio. Ese es el desafío al que se enfrentaron y se enfrentan los indignados. Está por verse aún si están a su altura. Espero que así sea por el bien del pueblo español.

bastadeodio                                                                

4 comentarios:

  1. es increíble... les ponen horario para las movilizaciones, este Rajoy se está copiando demasiado del modelo PRO, ¿o viceversa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual Daniel, cortados por la misma tijera.

      Eliminar
  2. Estos pibes están en el horno, y Rajoy se los está comiendo con fritas. Ahí están haciendo falta un par de bancos en llamas, un poquito de sangre en estado de ebullición. Con esos "indignados" se hace un picnic ese cabeza de paty!

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Comparto la opinión del Pibe.
    Realmente pensé que en un año, iban a surgir líderes con algún proyecto y hoy están igual pero más marcados y con pibes presos...
    Siento mucha tristeza por la situación en España...
    Leí que los médicos de Galicia, se oponen a la orden del gobierno y seguirán atendiendo indocumentados e inmigrantes... Bravo por ellos...
    Pienso en los luchadores que quedaron en fosas comunes, en los que tuvieron que emigrar... Me agarra tristeza... Tanta sangre derramada!!!! para esto??... No puede ser que las nuevas generaciones permanezcan ajenas a las luchas de sus padres, tíos, abuelos... ¿Qué les pasa? Los indignados son apenas "un color" en la noche que están viviendo...

    ResponderEliminar