Por una Patria Justa, Libre y Soberana

Una Patria Justa, Libre y Soberana - 17 de octubre de 1945 - 17 de octubre de 2015 - Día de la Lealtad - Setenta años

sábado, 9 de abril de 2011

El SAME y la discriminación médica

Material No Disponible para los Pobres
El episodio que costó la vida de Humberto Ruiz, "Sapito", un hombre de 42 años habitante de la villa 31 que sufría de epilepsia y que murió porque la ambulancia de SAME se negó a entrar en la villa y la médica a cargo se negó a caminar, con custodia policial, las dos cuadras que la separaban del paciente, no es un caso aislado, es solo el último de una serie de casos que comienzan a sucederse desde mucho antes, y en hacerse público y visible como problema cerca del 2007, justamente el año en el que el PRO se hace cargo del Gobierno de la Ciudad y de la Dirección del SAME aunque el problema lo antecede.
Durante su administración las condiciones de servicio del SAME se fueron deteriorando en lo que respecta a las demandas de atención hechas desde las denominadas por los "médicos asociados" como Jorge Gilardi (AMM), zonas calientes o zonas de riesgo para el personal sanitario, que resultarían violentas y peligrosas por la "descomposición social" en la que supuestamente se hallan sus habitantes. "Descomposición" y no "abandono", una elección de palabras que pone de manifiesto toda una forma de ver el tema de la exclusión social.
Como si la falta de insumos, la baja en la calidad de la atención, el maltrato y las interminables esperas no impactaran en la paciencia y en la salud de los pacientes. Ahora se le suman los prejuicios raciales y de clase. Los médicos/as se sienten amenazados por los "negros villeros" y se niegan a atenderlos, no importa si por esa razón mueren. Pensarán ¡bién! uno/a menos.
¡A la mierda! con el juramento hipocrático que debería cambiar su nombre por hipócrita. ¡A la mierda! con la obligación del funcionario público. ¡A la mierda! con el abandono de persona. Se saben impunes y protegidos por el gobierno de la ciudad y por la corporación médica (AMM) que los disculpa, los entiende, los protege.
Ellos no son los responsables, el gobierno de la ciudad tampoco, la responsable es Garré, que quiere dejar a los ciudadanos sin protección.
Se aprovechan de la escandalosa cubierta mediática de la que disponen y de la falta de memoria que ataca como una plaga a los porteños.
No todos los médicos/as y personal sanitario opinan igual pero su modo de ver el problema no se difunde, solo Página12  del día 8/4 recoge algo de su voz:

La falta de seguridad”, afirman, excede “el hecho puntual del retiro de la Policía” porque es “un problema más complejo” que “responde a una ausencia de políticas integrales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y al vaciamiento sistemático en materia de salud, educación, vivienda y programas sociales

Pero la información que prueba la falacia de los argumentos justificativos del PRO y sus socios corporativos, no solo de la última muerte, la de Sapito, sino la de muchas muertes evitables similares anteriores y producidas por la misma causa está disponible para todo aquél ciudadano que busque saber.
Aquí algunos pocos ejemplos antecedentes de los muchos que se han publicado:
Clarín, 13 de marzo de 2007: siempre con su estilo y su óptica reconoce el problema
TENDENCIAS : UN FENÓMENO QUE SE DA EN TODO EL PAÍS Aumentan las agresiones de los pacientes a los médicos
Lo confirman importantes asociaciones profesionales. Lo atribuyen a la violencia social general, pero también a la deficiente atención en los hospitales. Dicen que ya es parte de la cotidianeidad.
1 de noviembre de 2008:
"El juez Roberto Gallardo comprobó que el gobierno porteño no cumplió con la orden judicial de brindar atención médica durante las 24 horas en un centro de evacuados donde viven un millar de adultos y 500 niños.". El juez Gallardo, se recordará multó a Macri y a Lemus con el pago de 1500 pesos por día de demora en implementar el servicio.
11 de agosto de 2009:
"La UTE - CTERA Capital solicitó al ministro de educación y de salud de la ciudad una reunión urgente para denunciar la falta de atención de emergencias médicas en las escuelas de zonas vulnerables de la ciudad. El SAME no fue a la escuela 12 del de 5 ubicada en el polo educativo de barracas en la villa 21-24"
7 de abril de 2011:
El INADI investiga a la Ciudad por discriminación en villas. María Rachid, informó que se ha iniciado un expediente por discriminación. “En los últimos meses ya hay cinco muertos porque las ambulancias no entran a las villas”

La violencia, las respuestas airadas y las amenazas que sufren los trabajadores de la salud son la consecuencia directa de la falta de políticas sociales de atención y de contención social, de vivienda, alimentarias y de trabajo que sufren los habitantes de los asentamientos y las villas de la ciudad por parte de las autoridades del Gobierno de la Ciudad, a lo que se suma la falencia crónica de los hospitales en cuanto a insumos, infraestructura, tecnología y personal. Y todo esto ocurre en la jurisdicción más rica del país cuyo PBI de 6500 millones de dólares supera al de muchos países (puesto 132 de 181 países). El PRO transforma en victimarios a las víctimas de políticas liberales que atrasan veinte años y que ellos han hecho suyas rebautizándolas de modernas y eficientes. Políticas que en lugar de incluir a estos habitantes de la ciudad y a los que llegan a ella desde el conurbano en busca de atención los segrega, los oculta, los excluye y los trata de violentos, de peligrosos y delincuentes y, lo que es peor, esta concepción comienza a penetrar en aquellos que por tradición y obligación profesional se supone que deben estar a salvo de estos prejuicios. Evidentemente no es así en la práctica y eso seguramente requerirá una profunda revisión de la formación ética que reciben los aspirantes a médicos y auxiliares en nuestras facultades y escuelas. La época de la medicina concebida como una práctica social parece haber quedado muy en el pasado. Es muy fuerte el rumor de que existirían en el caso del SAME directivas no escritas que "liberan" a los médicos de la obligación de atender las demandas en las llamadas "zonas calientes" ante la menor señal de riesgo y a pesar de disponer de protección policial. Todo bien ambiguo, bien oculto y muy "apropiado" para evitar acusaciones.

Termino con una prueba irrefutable de la hipocresía de los dirigentes del PRO, Macri y Montenegro. El domingo 18 de julio de 2010 se publicó en el diario Perfil una nota firmada por Ezequiel Spillman titulada: cambio de paradigma. "El macrismo quiere más tecnología y menos personal de seguridad privada.
Lanzarán una licitación para transparentar una contratación directa de $ 120 millones. Reducirán efectivos e instalarán más cámaras, botones antipánico y alarmas." En la nota, de estricta actualidad se afirmaba, entre otras cosas:

"La idea que manejan en el PRO es, poco a poco, empezar a prescindir de la Federal y que la Metropolitana se haga cargo."
Cambio de paradigma. Políticas modernas y eficientes. Malditos hipócritas ¿No?

bastadeodio                                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada