Por una Patria Justa, Libre y Soberana

Una Patria Justa, Libre y Soberana - 17 de octubre de 1945 - 17 de octubre de 2015 - Día de la Lealtad - Setenta años

miércoles, 28 de marzo de 2012

La Organización Federal de Estados Mineros

Temores frente a la minería
Es el nombre que adoptó la iniciativa creada el 15 de febrero pasado por voluntad de las provincias mineras y del gobierno nacional. Este hecho de importancia trascendental recibió muy poca, por no decir casi ninguna atención de la prensa. Brevemente, la asociación tiene el objetivo de coordinar políticas entre las provincias entre sí y con el Estado nacional en el campo de la exploración y explotación mineras respetando la organización federal que establece la Constitución Nacional.
OFEMI (esa es su sigla) tiene objetivos y características similares a la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), conformada por las provincias petroleras y que actualmente es presidida por el gobernador de Chubut, Martín Buzzi. A diferencia de la anterior esta si es más conocida pero debido al conflicto de intereses que involucra al conjunto de la Nación con la empresa privatizada YPF.
Sin duda ambas iniciativas aspiran a traducir en acciones concretas la denominada por Cristina: Sintonía Fina, que es la nave insignia de éste su segundo mandato presidencial que, como vemos, en éstas y en otras políticas implementadas, nada tiene que ver con el cacareado "ajuste" al que pretenden reducirla la propaganda opositora, muy corta de miras y de una visión de futuro.

En este video el gobernador Eduardo Fellner se refiere a la constitución de OFEMI:


En ocasión de la primera reunión, la constitutiva, el ministro de Vido afirmó como lineamiento general:

"Hemos tomado el compromiso, hemos recogido el guante de esta organización federal y vamos a avanzar y a trabajar en un acuerdo federal minero" y destacó la necesidad de "seguir avanzando en la mayor distribución de la riqueza de la actividad minera en la comunidad".

OFEMI, acaba de darse el Estatuto prometido al que han denominado "Acuerdo Federal Minero" y que se firmó, ayer, 27 de marzo de 2012, en el mismo lugar, la Casa de la Provincia de Jujuy en Buenos Aires, en la que se realizó la presentación de su creación (ver nota de la agencia Télam).

En este video el mismo gobernador Fellner explica los alcances del Acuerdo firmado ayer:

video

Ambas instituciones -OFEMI y OFEPHI- surgen de la necesidad de establecer políticas concertadas a nivel nacional que permitan que las actividades mineras e hidrocarburíferas acompañen positivamente el notable crecimiento económico del país, que en estos últimos diez años ha superado todas las marcas históricas nacionales y lo ha situado a la avanzada del pelotón de los países que más crecen en términos económicos en el  mundo.
Existen una cantidad de problemas asociados a la expansión de esas actividades y a la creciente demanda interna y externa de esos recursos. Muchos de los problemas se vinculan con las políticas heredadas de los ´90 que le quitaron a la Nación la propiedad de los recursos existentes en el subsuelo transfiriéndoselos a las provincias. Esto que de alguna manera refuerza al federalismo conspira, por ejemplo, con el poder de negociación que los estados provinciales tienen frente a las empresas y conglomerados extranjeros interesadas en su explotación. También afecta a las políticas en relación al cuidado del medio ambiente y a aquellas dirigidas a procurar un desarrollo armónico de las comunidades locales.

A atender estos temas se dirige el acuerdo firmado. Es un compromiso de las provincias propietarias primarias de los recursos dirigido a lograr que su explotación produzca los mayores beneficios (o los menores perjuicios) posibles para los habitantes de las provincias tanto a los actuales como a sus descendientes.
Por supuesto que por ahora es solo un acuerdo y que hay ver cómo y en que medida se implementa, pero su contenido revela por lo menos dos o tres cuestiones que lo cruzan constantemente. La primera es el énfasis puesto en el cuidado del medio ambiente natural y del estilo y calidad de vida de las poblaciones directamente afectadas, el segundo es que estas actividades se transformen en impulsoras de la creación de riqueza a nivel local, a través, fundamentalmente, de la creación de empresas locales, fuentes de trabajo de calidad e incorporación de las materias primas a una cadena de valor industrial que asegure que el máximo del beneficio obtenido con la explotación permanezca en el país. Finalmente el acuerdo permite que el Estado nacional -dentro del marco del federalismo, que nadie quiere alterar- pueda intervenir en el sentido de acompasar las decisiones de política locales con los planes nacionales.

Inversiones proyectadas (2011) para la región
La necesidad de estas instituciones se ha hecho patente en la vida política del país con el impulso y los conflictos sociales y políticos, por que no, generados por el notable incremento de la actividad minera en nuestro país y en gran parte de mundo. Lo mismo sucede con la explotación de los hidrocarburos, del cual depende de manera crítica el desarrollo económico e industrial del país e impacta de manera importante sobre la balanza comercial. Todo ello en el marco de una superestructura legal heredada de los años ´90 cuyo objetivo era la enajenación de los recursos en favor de intereses extranjeros.

Algunos puntos concretos del acuerdo:

El acuerdo en cuya preparación trabajaron el gobierno nacional y las provincias otorga a OFEMI la potestad de constituir empresas públicas mineras provinciales, de fijar fideicomisos para construir obras de infraestructura básica y de crear agencias de desarrollo locales, entre otras facultades.

Una de las preocupaciones prioritarias que se pueden identificar al leer el contenido del acuerdo se relaciona con el cuidado del medio ambiente y la participación de las poblaciones que puedan verse afectadas por las explotaciones mineras. Este tema -quizás el que ha generado mayores polémicas últimamente- aparece reiteradas veces tanto en los considerandos como en su articulado.
Por su importancia y a título de ejemplo, transcribo dos de los artículos que hacen a este tema, tomados del borrador del acuerdo:

Artículo 3: Fortalecer a las provincias, dotándolas de MATRICES PRODUCTIVAS de modo de ejercer libremente su autonomía potenciando los recursos con que han sido favorecidas por la naturaleza, en un marco de complementación con otros sectores económicos, productivos y/o de servicios que pongan el acento en evaluar el impacto que sobre la calidad de vida y sobre el medio natural tiene, la actividad minera.

Artículo 4: Establecer MECANISMOS DE INTERACCIÓN entre las Autoridades provinciales competentes en materia minero ambiental, con las Secretarías de Medio Ambiente y Minería de la Nación y coordinar acciones con distintas organizaciones, tendientes a preservar exhaustivamente el cuidado del hábitat conforme al cumplimiento estricto de la normativa vigente, proporcionando fiabilidad y confianza a las decisiones que deben adoptarse, al poder elegir, entre las diferentes alternativas posibles, aquélla que mejor salvaguarde los intereses generales desde una perspectiva global o integrada y teniendo en cuenta todos los efectos derivados de la actividad proyectada para cumplir con el mandato constitucional que nos impone que el medioambiente sea sustentable para el desarrollo humano.

Contempla también la posibilidad de "instrumentar mecanismos que propendan a la incorporación de valor agregado industrial `in situ` a los recursos naturales primarios", en línea con lo expresado por diversos especialistas en el tema (ver aquí).

Participaron de la ceremonia de firma del acuerdo, realizada el martes 27 de marzo en la Casa de Jujuy en Buenos Aires, el ministro de Planificación, Julio De Vido, el secretario de Mineria, Jorge Mayoral, el gobernador de Jujuy y elegido presidente de OFEMI, Eduardo Fellner, y los mandatarios de las provincias que la integran, José Luis Gioja (San Juan), Jorge Sapag (Neuquén), Luis Beder Herrera (La Rioja) y Juan Manuel Urtubey (Salta).

También adhieren al acuerdo como integrantes de la OFEMI, las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut.

Para los interesados en conocer, en detalle, el contenido del Acuerdo, este es el borrador completo.

bastadeodio                                                              

8 comentarios:

  1. Muy buen post, profe.
    Se lo afané (un poquito).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No afanaste nada, citaste que es otra cosa y para mí es un honor que lo hagas. Un abrazo

      Eliminar
  2. Realmente me interesa mucho este tema.
    Espero que lo firmado se haga hecho, eso si.
    A veces me siento a medio camino entre el desarrollo necesario y lo que el Estado puede obtener de él y el que conviertan a la Cordillera en un queso Gruyere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel, la voluntad política está, el compromiso queda por escrito. Falta y sabemos lo difícil que resulta, llevarlo a la práctica, pero yo confío en el gobierno de Cristina, no por crédulo sino porque ha dado buenas razones para confiar. Un abrazo

      Eliminar
  3. Gracias Profe por la data, a veces estos acontecimientos pasan desapercibidos, y sin embargo son temas de fondo

    ResponderEliminar
  4. Evidentemente, la constitución de este tipo de ente es un salto importantísimo para superar la dispersión en la materia en que nos sumió el menemato. Recuerdo que cuando escribí sobre la materia hice alusión a las dificultades que implicaba ésto como limitacion a la capacidad negociadora de las provincias (limitadas en recursos y en competencia entre ellas) frente a los monstruos interesados en la explotación.
    Respecto a la cuestión ambiental y la "participación ciudadana", las regula la nación mediante el código minero, la ley general ambiental y la propia constitución.
    Otra cuestión que me parece central es la manifestación de "instrumentar mecanismos que propendan a la incorporación de valor agregado industrial `in situ` a los recursos naturales primarios", esencial para superar la matriz extractivista-exportadora por una más vinculada con el desarrollo.
    Un paso adelante más que meritorio.
    Muy bueno lo suyo, Profe, como de costumbre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo muy bien tu post, escrito en un momento en que el tema del impacto ambiental estaba en su auge. Como verás como despareció de la agenda de los grandes medios, el tema simplemente se esfumó. Así son las cosas puro fuego de artificio para ser aprovechado propagandísticamente. Mintiendo y exagerando como corresponde a toda buena propaganda. Esta acción es otra cosa, esto es política, esto es hallar consensos para construir, se cambia o que es necesario y se avanza para luego encontrarse con otros obstáculos y limitaciones y consensuar para removerlas. La verdad es que, no me importa que se me tome por ingenuo o por oficialista. Para mí es un orgullo apoyar a un gobierno que hace eso gobernar. La lista de iniciativas que apuntan al cambio estructural que se han concretado en estos 3 meses de la nueva gestión con un parlamento renovado es impresionante. Lo demás, es hojarasca vacía y descartable, de esa que abunda en el otoño. Los que se coloquen en la otra vereda, donde no da el sol, van a pasar frio. Un abrazo Rucio.

      Eliminar