Por una Patria Justa, Libre y Soberana

Una Patria Justa, Libre y Soberana - 17 de octubre de 1945 - 17 de octubre de 2015 - Día de la Lealtad - Setenta años

viernes, 2 de noviembre de 2012

¿Tenemos que portarnos bien?

Está claro, los kirchneristas somos incorregibles, parafraseando a Borges, vendríamos a ser los nuevos incorregibles, ya que los peronistas disidentes se han vuelto finalmente sensatos y educados. Y hasta agradables, como Hugo.

Es que sobran los ejemplos, la señora presidenta diciendo que hay que temerle a Dios y a ella, un poquito. Qué irreverencia!, Lorenzino, que parece tan educado, diciéndole a los fondos de allá, legítimos acreedores de la deuda, que no se les va a pagar ni un peso (dólar), no se puede creer! y ahora, el "cuervo" Larroque, el jefe de La Cámpora, teorizando sobre el narcosocialismo a los gritos. Dónde vamos a ir a parar!. De esta forma es imposible la convivencia democrática. Vamos camino de ser Cuba o Venezuela.

Por fortuna -para ellos- está el 8N, ahí nos van a demostrar a los kirchneristas que con los malos modos no se construye un país. Hay que ser más respetuosos, carajo!. Aprendamos de la oposición, nunca un epíteto irreproducible, nunca un insulto, nunca una falsa acusación, nunca una turbia operación.

De modo que, como somos verticalistas, estamos a la espera de la orden presidencial correspondiente. Porque al final Cristina es responsable de lo que diga cualquiera de nosotros. Seguramente la orden debería ser: Tenemos que portarnos bien, ser respetuosos y educados, nunca más decir cosas que puedan irritar a sus señorías opositoras o a los señores y señoras periodistas, o a los señores y señoras empresarios, o a los señores y señoras dirigentes sindicales ex kirchneristas, ni a los ex funcionarios cambiados de bando, ni a la embajada de EEUU. Debemos aguantar estoicamente y sin chistar, como monjes budistas a microsegundos de la iluminación, todas las barbaridades que cotidianamente y sin solución de continuidad se dicen de nosotros. Como hace la oposición, cuando los insultan desde las páginas del diario Clarín o La Nación y desde los cientos de medios que tienen. Callarse y acatar las órdenes de los que mandan.

¿Acaso no hemos aprendido aún lo que durante tantos años han tratado de inculcarnos?, ¿qué clase de animales somos que no se nos puede condicionar?

¿Aún no fueron suficientes las proscripciones, los insultos, la quema de nuestros símbolos, la tortura, la cárcel y las desapariciones de compañeros, los golpes de Estado y la ilegal sustitución de nuestra legal Constitución Nacional de 1949? ¿No hemos entendido todavía que todos esos castigos han sido por nuestra culpa, por no aceptar lo que es evidente, que el mundo está dividido entre los que mandan y los que obedecen y que a nosotros nos toca obedecer?

Algunos ex compañeros ex maleducados lo han entendido, se los distingue llamándolos "disidentes". No lo entiendo bien, debo confesarlo. ¿Con qué disienten?. Nosotros no somos peronistas, según ellos somos kirchneristas o ex montoneros reciclados o militantes a sueldo o por conveniencia. Entonces con nosotros no disienten. Tal vez disientan con Perón y Evita. Debe ser eso, O sea que son ex peronistas. Eso debe ser. Ahora serán radicales o socialistas o del PRO o independientes. El amigo Felipe Solá lo entendió bien ya que estuvo dentro y a un tris de quedar pegado for ever. Si todavía los siguen llamando peronistas es porque les conviene a ellos, a los que mandan. Ellos están en posición de poner los nombres y los calificativos. Cuándo vamos a aprenderlo!

Está claro que lo que los irrita es nuestra insistencia en que somos peronistas y que no queremos disentir con eso, que lo concebimos como un mandato que viene desde el origen de nuestro tiempo y del cual no nos podemos apartar. Nos revienta la hipocresía de los que nos quieren cagar in our face y que encima se lo agradezcamos. No lo podemos tolerar. Está bien, lo reconozco, somos irrespetuosos y provocadores, encima ganamos las elecciones a las que nos dejan presentar y, a veces, las otras también. No queremos pagarle a los buitres porque nos parece injusto, inmoral hacerlo, a pesar de lo que aconsejan vehementemente los caballeros economistas con varios posgrados en EEUU que los asesoran. No queremos que el país vuelva a endeudarse, no es negocio, sabemos -como lo sabía Perón- que de cien dólares que te prestan se quedan con cincuenta y te los dan en mercaderías. Creemos, en serio y como peronistas que la finalidad de la política es el bienestar del pueblo, especialmente del pueblo trabajador.

Hemos aprendido de Perón y Evita que hay que cumplir con lo que se promete y no prometer nada que no estemos seguros de poder cumplir, tenemos entonces la culpa de ser creíbles y de que el pueblo nos crea. Y, peor, hay mucha gente honesta, sensible e inteligente que no es peronista pero nos cree y que está dispuesta a acompañarnos a pesar de que al hacerlo dejan de parecer lindos, inteligentes y educados a los ojos de ellos.

Estamos aquí, somos hijos de esta tierra y estamos cargados de argumentos y vacíos de mentiras. Hablamos el lenguaje del pueblo. A la mayoría de nosotros no nos molesta no poder comprar dólares si es para el bien de todos. Ya lo dijo el general en su momento ¿Alguno de ustedes ha visto un dólar?.

Eso de decir que no poder comprar dólares es una violación a los derechos humanos de los ahorristas y salir a golpear cacerolas como se hacía con las puertas de los bancos durante el corralito. Vamos!, ¿en qué país serio del mundo, de esos que se toman como ejemplo, sacando por supuesto los EEUU, la gente ahorra en dólares, o las cosas tienen precios en dólares?. No jodamos.
No podemos con nuestro genio y con nuestra historia, cosas como esas son las que no nos gustan, no son serias, son estupideces. Y que a Cristina la llamen "La Yegua", eso tampoco nos gusta y que festejen la muerte de Néstor, menos.

O que a las madres las llamen "Locas" o que Cecilia Pando se manifieste en defensa de la libertad. Que lleven svásticas a sus manifestaciones y luego digan que no había o que eran infiltrados. Somos maleducados, pero no boludos. A veces somos irrespetuosos pero nunca cobardes. No nos jodan, no nos irrespeten y, tal vez, comencemos a ser menos maleducados, pero de ahí a portarnos bien, eso nunca. No nacimos para eso.

bastadeodio                                                                      

10 comentarios:

  1. Simplemente: CLAP! CLAP! CLAP! (De pié)

    se lo copio y lo pego en el face y Google+, con su permiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se agradece y adelante nomás copie y pegue. Abrazo

      Eliminar
  2. Yo también me cago en las formas cuando solo sirven para tapar porquerías. Excelente, profe.

    Faltan 34 días para el 7D.

    Saludos
    Tilo, 71 años

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tapar porquerías, es una frase exacta. Abrazo

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. me parece bien, sin embargo estaría bueno que dijeras por qué.

      Eliminar
  4. Profe!!!!!!
    Pasé y me encontré con esta "tomografía" de nosotros!!! No tengo absolutamente nada que agregar, o sí... Alguna pavadita, tanto para dejar algo.
    Ellos se adueñan de las palabras y les dan ese significado peyorativo especial... Yegua... Allá lejos cuando se escuchaba "chau potra" (o potranca) no nos ofendíamos... ¿por qué nos ofende que hayamos crecido? Porque se adueñaron de la palabra. Hay que arrebatarla y traerla otra vez a nosotros... Somos las yegüitas y Cristina es Nuestra Madrina... ¿y qué?
    Y, sí, estamos esperando instrucciones, somos verticalistas... Por convicción, se necesita un eje, una cabeza, la tenemos y es Nuestra Cristina.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la palabra si que intentan adueñarse, sin embargo, los relatos no constituyen la realidad, nunca lo hicieron, por eso los relatos cambian. Tampoco vamos a dejarles que digan lo que nosotros somos, para eso nos bastamos solitos. Y el que decide es el pueblo. Es como Ulises en la barca, es mejor no escuchar el canto de las sirenas lo único que buscan es que te distraigas y que te apartes del camino trazado. Eso es lo que me gusta de la conducción que tenemos con los Kirchner, hacen oídos sordos a las sirenas. La reacción por el escandalete mediático en torno a Larroque lo mostró nuevamente.

      Eliminar
  5. Entre los que la quieren poco, es habitual que se refieran a la Democracía, como un ámbito proclive a los bajos instintos, las discusiones crispadas y los negocios turbios de los advenedizos (o sea, los políticos, en tanto competencia no deseada de los vivos de siempre). Democracia es despelote, diría mi tía Porota o su clon, don/doña nelson castro, clon con guita, eso sí, mi tía es reaccionaria de vocación, nomás.
    El caso es que como Democracia es despelote, no faltó el Cuervo que les metió el dedito (y con esas uñas que tienen, mamita....) a hemorroidales culitos opositores. Pobres, no hay derecho, cómo pueden devolverles así las tantas gentilezas con que suelen referirse al actual gobier..., perdón, diKtadura?.
    Bueno, el Cuervo malo los chicaneó, los llamó narcosocialistas a los heidisocialistas - un horror, un tiro en el pie, un escándalo - y una mentira, por supuesto, si todos saben que fue la diKtadora en persona la que les metió, infiltró, regaló ese jefe de policía narco friendly and partner... pura maldad, vea; los tipos recién se enteraban leyendo calumnia 12 y antes de que atinaran a escribir el chamuyito de ocasión, sí, el típico "yo no fuí, fue usted que me lo puso", el Cuervo y su dedito en cámara y en LA Cámara... Fascismo estalinista puro, che.
    ¿Se nota que me gustan los despelotes?, bueno, el viejo problema de pensar que hacen mucha falta los despelotes, los deschaves a garcas y, claro, las lauchas escapándole al voto, a los compromisos para con SUS votantes.
    El caso es que la ley salió - y sin voto laucha - y parece que eso no estuvo bien, que habían lauchas amistosas listas a votar positivo y que, ay, pobrecitas, fueron obligadas a fugarse por daño moral insoportable. Hay que matarte, Cuervo, mirá lo que hiciste.
    Y empezó una larga cadena de oración: "Péguele al Cuervo", que innecesario, extemporáneo, imprudente, que pendejada, que está crudo, que la Cámpora, y que patatín, patatán...
    Y uno, que suponía haber visto casi de todo, me ví desbordado por tanta demostración de peronismo descafeinado, descremado, ultrapasteurizado - Un espanto, ¿qué quiere que le diga? - Tá bien, hubo èpocas que en lugar de chicanas, el intercambio negociador era con fiambres pero, ¿hay que civilizarse tanto?, no se puede meterles el dedito con una chicana, unita sola, pero BASADA EN HECHOS Y CIRCUNSTANCIAS REALES?. Parece que no.
    Como parece que tampoco había que ocuparse de algo que pasó por esos mismos días, la aparición del jefe del mamarracherio opositor bajando la línea mentirosa de siempre pero de jeta, cuerpo y discapacidad presente (cosa de verlo como pobre viejito enfermito y no el monumental hijo de puta que es)... no, ya no interesa, lo importante es el Cuervo "inoportuno".
    En fin, el rey de los otros se muestra en jaque y por estos pagos blogueros se boludea. Digo yo, bah!, siempre reivindicando el derecho a portarse mal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. totalmente de acuerdo, muy buen aporte. Abrazo

      Eliminar