Por una Patria Justa, Libre y Soberana

Una Patria Justa, Libre y Soberana - 17 de octubre de 1945 - 17 de octubre de 2015 - Día de la Lealtad - Setenta años

lunes, 6 de julio de 2015

House Of Cards - Segunda Vuelta

CABA: Ganó Horacio Rodríguez Larreta, no por lo que Macri esperaba, el PRO no creció, bajó casi dos puntos en relación a 2011. Le sirve mucho a Larreta, le sirve menos a Macri que por primera vez no figuraba en la lista amarilla y que en su carrera a la Rosada viene golpeado de la derrota en Santa Fe y además, hasta ahora, no cosechó ningún triunfo realmente propio.

También ganó la joven estrella Martín Lousteau que con la sigla de ocasión ECO viene a ser el candidato no PRO para la CABA de la extraña alianza Cambiemos, la que según sus protagonistas no tendrá un futuro más allá de octubre o diciembre de 2015. Una verdadera ensalada indigesta. Allá ellos y sus alquimias electorales.

Este no futuro de Cambiemos o lo que es lo mismo este ir juntos por conveniencias locales coyunturales, convierte al ballotage entre Larreta y Lousteau en algo más que un mero ejercicio de final cantado. Para muchos son lo mismo (Larreta con y sin rulos) pero eso no es del todo cierto, aunque a nivel ideológico pueda tener sentido. Larreta es el PRO y aunque no siempre lo expliciten tienen un sólido plan (de austeridad), Lousteau es el nuevo rostro electoral de la veleidad capitalina, estructuralmente es poco y nada sin los que lo apoyan, fundamentalmente Sanz y Carrió, pero ellos son mufa electoral y su plan de gobierno -de existir- tiene la solidez de una nube de pedos.
Buena parte del electorado porteño eleva, para luego olvidar, candidatos "alternativos" como si de zapatillas o celulares se tratase.

Para ganar la segunda vuelta, Larreta debe sumar casi cinco puntos. Esto en un marco general en el cual vienen ganado los oficialismos, lo que se contabiliza a su favor. Lo que pueda sumar Lousteau es un misterio. Puede ser muchísimo y jorobarle la fiesta al PRO, puede ser mucho y situarlo a él, no a Cambiemos, como presidenciable para el 2019 y puede ser muy poco lo que también metería a Macri y al Cambiemos capitalino en problemas muy serios de cara a su futuro según apuntamos más abajo. Todo depende entonces de dónde irán los votantes del FpV y los veleidosos porteños "independientes".

Hay que recordar que los votos en blanco y nulos no se contabilizan, lo que en principio favorecería a Rodríguez Larreta. En la primera vuelta su presencia -que no es pequeña ya que ronda el 3%- no fue mucho mayor que la histórica. En ellos está la clave del ballotage.

Mariano Recalde, si se tiene en cuenta el contexto, hizo una buena elección dejando al FpV a solo cuatro puntos de ECO. Es poco en términos históricos pero mucho si se considera que en parte se pudo superar el error de estrategia cometido en las PASO. Pero el FpV quedó fuera de competencia.
El voto de segunda vuelta puede ser visto como meramente coyuntural y testimonial o como estratégico. A cada cual le cabe decidir cómo lo ve. Obviamente desde este blog se insiste que, en el marco de la competencia electoral, lo estratégico prevalece por sobre lo coyuntural y testimonial.

¿Porqué Macri tendría potenciales problemas si Larreta saca, digamos, un 60%?

El PRO se maneja como una empresa (en realidad una fachada o joint venture) de la cual Macri es su presidente y Larreta su gerente general, hasta ahora la relación funcionó en apariencia muy bien. Esta es la primera vez que Larreta es candidato casi electo lo que lo coloca en idéntica posición con Michetti, su gran adversaria. Las aspiraciones de ambos no terminan en los límites geográficos de la Ciudad Gótica, ni en los temporales del 2015.

Si Macri se convierte en presidente de la Nación habrá fumata blanca y en el PRO podrá prolongarse la actual convivencia pero si eso no sucede las cosas se pueden complicar y -según la ley de murphy- muy probablemente lo harán. Y, como pintan las cosas Macri, que está más cerca de la lira que de la guitarra, no puede evitar -con ningún cambio de discurso de última hora- que solo un milagro lo convierta en el inquilino de Balcarce 50.
Aquí hay un juego de lealtades y conveniencias de final abierto. Como en la serie House Of Cards, todo vale y el republicanismo resulta al final una máscara.

bastadeodio                                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada